EL AMOR NUNCA MUERE

Love Never Dies (1955 film)

Love Never Dies (1955 film) (Photo credit: Wikipedia)

PERSONAJES:

CECILIA MARTÍNEZ DE VELAZCO: Bella, muy ilustrada y distinguida joven, sumamente buena.

TEODORO MARTÍNEZ DE VELAZCO: Tío de Cecilia, hombre rico, de decorosa y notable vida. Acogió a sus dos sobrinas huérfanas: Cecilia, por quien siente entrañable cariño, y Carolina, a la que rechaza, por vil, ambiciosa y rastrera.

ALFONSO MARTÍNEZ DE VELAZCO: Hijo de Teodoro y Sara, joven bueno y confiado.

DOÑA SARA: Esposa de Teodoro, de posición social advenediza, casada sin amor. La figuración social es su máximo objetivo.

CAROLINA PÉREZ: Sobrina huérfana de Sara. Con medios arteros y vergonzosos, calumnia a Cecilia y hace que sus tíos la alejen de la mansión.

GUILLERMO ANAYA: Ingeniero que conoce a Cecilia en Venecia, y se casa con ella en Mérida.

SANTIAGO: Español. Amigo leal y sincero de Don Teodoro. Adora a Cecilia por su bondad e integridad.

NACHO: Mayordomo de la casa, antiguo servidor de la familia.

GERTRUDIS: Ama de llaves, esposa de Nacho.

RONNY: Delincuente que intenta robar el Tiziano con la complicidad de Carolina.

MARY ANNE: Compañera de Ronny. Muy enamorada de él, amiga de Carilina.

JOSÉ BELTRÁN: Empleado del aserradero; descubre una mina.

GLORIA: Abnegada esposa de Beltrán.

PADRE MARCIAL:Sacerdote sacrificado, comprensivo, bondadoso, muy trabajador.

SACUK: Joven indígena, ruda, enamorada de Guillermo.

TUBI: Guía y trabajador joven.

DUVAL: Ex presidiario francés. Trata de hacer fortuna en la selva.

AZUCENA: Amiga de Duval y de Beltrán. Instaló un club cerca de la mina.

 

Ricardo Anaya: hermano de Guillermo.

Nana Guma: cuidó a Guillermo y Ricardo.

La directora del colegio donde se educó Cecilia, la felicita por sus excelentes y sobresalientes calificaciones, y le ofrece trabajar en dicho instituto. La joven declina el ofrecimiento, pues añora a su tío Teodoro, y a su amigo Santiago.

Al enterarse ellos de su regreso,se regocijan en gran medida,pero su tía Sara y Carolina, sienten gran malestar por la misma razón.

Alfonso no completó su carrera en la universidad. Eso inquieta al muchacho, pues le incomoda regresar al lado de su posesiva madre, tan apegada a la figuración social.

Ricardo es buen estudiante de ingeniería, pero atropella en automóvil a una joven sin recursos; ella queda inválida como consecuencia. Ricardo abandona su carrera y se lo comunica a Guillermo y a su nana. Busca trabajo pero no da los datos de su paradero para que Guillermo no lo encuentre.

Guillermo se cruza en Europa con Elsa,, madre de dos niñas, viuda, novia de su juventud, que quiere casarse con él. Ambos viven un romance interesado.

En alguna estación ferroviaria de una populosa ciudad, se topan Cecilia y Guillermo,… y ocurre el flechazo. Él le obsequia una bella estatuilla de pocelana. Se despiden sin saber nada uno del otro.

Cecilia llega a Mérida, y el regocijo cunde en la mansión, pero Sara y Carolina, que están desayunando, se sienten francamente molestas. Les desagrada en gran manera este regreso.

Ricardo Anaya se ofrece como ayudante en el despacho de don Teodoro, con el nombre de Ricardo Silva.

Por su capacidad y buen carácter gana el cariño del señor Martínez de Velasco. Éste le pide a Cecilia que sean amigos. Ella le ayuda en su trabajo y lo invita a cabalgar

 

Carolina los espía, y concierta citas nocturnas con el muchacho, y le pide que deje de ver a Cecilia.

Don Teodoro envía a la selva a Ricardo para controlar la marcha del aserradero. Quiere saber si los trabajadores necesitan algo.

Beltrán desempeña el puesto de capataz, y otro que quedó vacante, pues quiere ganar más dinero.

Gloria y el padre Marcial se dan cuenta de que José es muy severo con los peones, pero no pueden corregirlo.

Ricardo es atendido en su cabaña por Sacuck, quien ve la foto de Carolina y un pañuelo con la letra “C”.

Alfonso terina su carrera. Antes conoció a Mary Anne, quien se entera que Alfonso pertenece a una familia rica, y que, entre otros bienes, en su casa tienen un  “Tiziano”. El compañero de Mary Anne, Ronny, la insta a conservar la amistad con Alfonso, para llegar a su casa y robar el cuadro.

Alfonso regresa a Mérida, y se maravilla con la presencia de Cecilia, cosa que llena de dicha a Teodoro, desagrada a Sara, y enfurece de envidia a Carolina.

Ricardo tiene que regresar para rendir cuentas a Teodoro, pero Carolina no quiere, para que no se vea con Cecilia. Lo mantiene a distancia y se encuentra con él en  en el arroyo.

Sale desde la ventana del dormitorio de Cecilia, para que los empleados crean que es ésta quien sale.

 

 

Se presenta Mary Anne como amiga de Alfonso, antes del regreso de éste de la universidad.

Sara no la acepta. Ella se hace amiga de Carolina, quien la invita a tomar el té, siempre oponiéndose a la voluntad de su tía.

De común acuerdo entre ellas y Ronny, se produce el asalto, pero los ladrones se frustran con la llegada de la policía.

Ronny y Mary Anne revelan la complicidad de Carolina, pero ésta finge inocencia, con lo que consigue la compasión de la familia.

Don Teodoro envía a Cecilia a París por consejo de Santiago, con el fin de alejarla de la casa, porque Sara y Carolina le hacen la vida imposible. El viaje tiene por objeto entrevistarse en París con un amigo del padre de Teodoro, que tiene en su poder el Tiziano falso, ya que el cuadro de la mansión, según lo reveló un reciente peritaje, es el verdadero, cosa que Teodoro ignoraba.

Como él es una persona justa, no quiere quedarse con el cuadro auténtico, si no le corresponde.

El dueño del cuadro acoge con singular amistad a Cecilia. Manifiesta cumplir con el agradecimiento que debe al padre de D. Teodoro, dejando el cuadro original en las manos en que se encuentra.

Insistencias en uno y otro lado. El cuadro queda para D. Teodoro.

Este señor invita a Cecilia a un baile de máscaras. Allí se encuentra con Guillermo, y… embelesados, comienzan una historia de amor.

Esto ocurre en Venecia.

Guillermo ha realizado magníficos negocios. No quiere casarse con Elsa, pero le da una fuerte suma para mantener a sus hijas.

Se entera que ella ha concertado negocios con el dinero de él, aprovechando datos que sin darse cuenta le da Guillermo

Guillermo siente mucho separarse de Cecilia, pero debe viajar a Roma para solucionar definitivamente su situación con Elsa. Ninguno de los dos, ni Cecilia ni Guillermo, sabe nada del otro, excepto el nombre de pila. Se separan resolviendo regresar juntos a México para casarse.

Aprovechando una indisposición de D. Teodoro, Carolina llama por teléfono a Cecilia, diciendo que el tío está grave. Quiere perjudicar a la joven, pues ella, muy feliz le habló

 

Carolina, muy feliz, habló a su tío Teodoro para contarle que había encontrado al hombre de su vida.

Antes Carolina, pretextando querer ayudar a Cecilia a preparar su equipaje para partir a Europa,, rompió la estatuilla que le obsequió Guillermo.

Cecilia no sabe la dirección ni el teléfono de Guillermo en Roma, y deja un mensaje en la conserjería del hotel, ya que Carolina le pidió que regresara de Mérida con urgencia.

El mensaje, una nota,- es roto por una persona que eventualmente reemplazó al empleado por un instante.

Cuando regresa Guillermo, no encuentra a Cecilia ni al mensaje, ni sabe dónde buscarla, pues no conoce ni su nombre ni su procedencia. No cree que Cecilia lo  haya abandonado, y encuentra que en su habitación el mucamo está tirando a la basura las muchas flores, aún frescas, que él le envió.

Cecilia espera noticias de Guillermo, sin sospechar que su mensaje no fue entregado.

El tío se asombra por el regreso de Cecilia; la tía se disgusta,y Carolina teme que ella se encuentre con Ricardo.

Aél lo mantiene alejado de la casa con el pretexto de la enfermedad del tío.

Pero se encuentra con él por las noches, enloqueciéndolo con su sensualidad.

Cecilia se hace muy amiga de Alfonso, quien alienta infundadas esperanzas amorosas.

El tío anhela un matrimonio entre su hijo y su adorada sobrina.

La tía está totalmente en contra, por ser Cecilia la hija de Roberto, su amor imposible, y de la mujer que “robó” ese amor. Quiere que Alfonso se incline por Carolina, pero el joven no la soporta.

Carolina espía a todos, y trata mal a los empleados. Bebe los vinos que el tío reserva para las grandes ocasiones, amenazando a Nacho para que calle. Fuma en la habitación de Cecilia, para que la tía crea que es ella quien lo hace.

 

Guillermo se propone hacer sufrir a Cecilia  “como ella merece”.

Los tíos hacen una gran fiesta de boda, a la que Santiago no puede asistir, porque debe viajar a

España por causa de un sobrino accidentado.

Inmediatamente parten hacia la selva, donde todos los nativos y foráneos quedan prendados de Cecilia. Esto también enfurece de celos a Guillermo.

La vida para Cecilia es muy amarga, por la gran maldad que despliega Guillermo con ella, pero con todos los demás es sumamente generoso. Hace donaciones importantes: escuela, dispensario.

Hace venir un médico joven, hijo de un ex presidiario, compañero de Pier  Duval.

Guillermo y Beltrán son socios. Se enriquecen con la mina, y allí descubre Cecilia, por Gloria, que Guillermo es muy rico, pero a ella le había hecho creer que su fortuna había caído.

Los cómplices de Carolina  alientan deseos de venganza por la traición de ésta, quien consigue sacar de la cárcel a Mary Anne, alojada en una pensión, y comenzando a trabajar como guía de turismo.

Carolina consigue que Alfonso se case con ella, aprovechando un momento de debilidad del joven. No se casan por iglesia. Enseguida se instalan en la casa. La tía se enferma de disgusto, si bien ansiaba una boda entre ellos.

Cecilia recibe la noticia de la boda y se apena. Lo comenta con su esposo, y éste se enfurece de celos, pensando que la joven ama a Alfonso.

Por idea de Santiago, que ya ha regresado de España, él y Teodoro hacen un viaje a la selva para visitar a Cecilia, pero Guillermo les hace perder la pista, llevando a su esposa a otro alojamiento, donde la trata muy bien, como si fuera otra persona. Tan sólo regresan cuando los dos hombres ya no están.

Anteriormente hubo un ataque de un animal a Cecilia, en el que Guillermo la defiende valientemente.

Luego, en una grave discusión, se produce un incendio que los deja sin casa.

 

Anteriormente hubo un ataque de un animal a Cecilia, en el que Guillermo la defiende valientemente.

Luego, en una grave discusión, se produce un incendio que los deja sin casa.

Cecilia se enferma mucho, y allí se descubre que Beltrán es médico. Él la atiende, mientras llega el otro médico, doctor Peon, hijo de un ex presidiario compañero de Pier Duval. Hay resquemores por parte de Beltrán, pero es aceptado y preferido como médico de Cecilia.

Cecilia quiere huir; José Beltrán no la quiere ayudar, pero Pier Duval se ofrece de buen grado porque está enamorado de Cecilia.

La tía Sara ofrece una sencilla reunión de boda religiosa con los amigos más íntimos, pero Carolina se muestra desconforme.

Carolina se encuentra siempre con Marie Anne y con Ronny, que ya salió de la cárcel en libertad condicional, y planean un robo de todos los cuadros y joyas de la familia.

Carolina sustrae el diario de la tía, del cual hace una copia, y guarda en su poder una carta que Sara le encargó llevar al correo, dirigida a una amiga íntima. La conserva para los chantajes.

Ronny trata de enamorar a Carolina para vengarse de ella por haberlos traicionado, y concierta citas para exigirle la entrega de los cuadros.

La tía cree que Carolina está reemplazándola en obras de caridad. Un día la encuentra con Ronny en el momento en que él le da un beso, pero no lo reconoce.

Llega a su casa y se siente mal, pero Carolina despacha a Nacho con su bandeja del té, diciéndole que ella se la va a dar a la tía; ésta le recrimina su conducta, y Carolina le dice que nunca quiso a Alfonso, y se casó con él por interés.

La tía se siente muy mal, y se cae. Carolina, muy contenta, creyéndola muerta, se toma el té y come las galletas. Luego se va y deja la bandeja en el pasillo.

Nacho hace notar la rareza de encontrar la bandeja en ese lugar, ya que Carolina asegura que dejó a su tía muy contenta saboreando el té con galletas.

 

Guillermo comprende que Cecilia es inocente, pero delira por la fiebre, y no entiende que ella no tuvo nada que ver con Ricardo

Cecilia lo cuida, pero quiere limpiar su nombre desenmascarando a Carolina.

Por eso llama a la Nana Guma. Luego se va con Duval.

Llega a Mérida. Visita a Santiago. Luego a su tío en el sanatorio, pero éste ve muy mal que ella esté acompañada por un hombre.

Teodoro le pregunta a Alfonso si sigue enamorado de Cecilia. Éste le dice que sí, por lo que su padre no le da la noticia de que ella está en Mérida.

Beltrán atiende un parto en la selva. Muere la madre, y él y Gloria adoptan al niño. Ella había perdido uno en el comienzo de su vida matrimonial por falta de atención médica, sin esperanzas de volver a ser madre.

Desde entonces José abandonó su profesión para tratar de hacerse rico.

Cecilia en el hotel de Mérida se desmaya. Pier llama un médico, y éste le dice que está embarazada. Ella está muy feliz de tener un hijo de Guillermo.

Guillermo llega a Mérida y se aloja en el hotel de Cecilia, pero ella no quiere ni verlo Él está muy arrepentido, y le ruega que le dé una oportunidad

Le hablan por teléfono desde la selva para comprarle la empresa constructora, pero él quiere primero ver a Cecilia.

Santiago encarga a Nacho que vigile todos los movimientos de Carolina. Por eso él le avisa que salió apresurada del regreso del sanatorio.

Cecilia habló con Carolina. Se golpearon

Cecilia quiere hablar con Sara porque sabe que Carolina quiso matar a su tía.

Sara, en franca recuperación, regresará a su casa, y Carolina tiene miedo. Por eso habla con Ronny.

Éste se muestra encantado de poder huir con ella para terminar con el robo de los cuadros y las joyas,y además vengarse de ella, por haber estado en la cárcel por su culpa.

La mujer de la organización, que está en Mérida dirigiéndolos le da orden de eliminarla.

Teodoro está indignado por la conducta de  Alfonso hacia Carolina, porque no escucha a su hijo. Él le quiere contar que Carolina no está embarazada, pero su padre no lo deja hablar.

Cecilia no soporta la presión de Pier y de Guillermo.

Quiere librarse de los dos y abandona el hotel para asilarse en casa de Santiago Éste le ofrece enseñarle el oficio de restauración. Ella se muestra encantada; así pagará sus gastos con el trabajo.

Le dice a Santiago que la tía es la persona clave, porque conoce el pañuelo de Cecilia.

Carolina quiere huir con Ronny. Sus movimientos son espiados, Tiene dificultad en sacar los cuadros que ya colocó en un cilindro, porque Alfonso pasó toda la noche en la biblioteca.

Por lo tanto sale en taxi con una maleta conteniendo las joyas, dinero y valores.

Allí la policía los espera

Cuando Carolina llega a su casa, la increpa Guillermo, y ella no niega sus maldades.

Alfonso se niega a presentarse ante la policía, pero Guillermo lo persuade.

Alfonso promete llevar a su esposa al día siguiente después de las diez.

Carolina permanece encerrada en la biblioteca, por Guillermo, quien aclarará las cosas al llegar la tía del sanatorio.

Llegan Sara y Teodoro.

Después de las grandes sorpresas todo se aclara

Alfonso lleva a Carolina a la Jefatura,después de enterarse, y exponer todas sus locuras cometidas.

Todos aclaran todo.

Sara se sincera con Teodoro. Cecilia y Guillermo inician su vida en común.

Nana Guma, feliz de criar un hijito de Guillermo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s