AYER.

¡Mi adolescencia!
La Escuela Normal…..
Recuerdos casi borrados.
Diluidos en el tiempo inexorable.
Pomy. Bochi. Las tres Titas Piruca. Los tres varones. La querida Mary. Unas cuantas Nellys y Nélidas. Muchas Teresas y Teresitas. Dos Nilsas Etcétera Etc. etc…….
Algunos nombres tan raros como Argénide…. Erde…. Dita. Todo eso girando alocadamente en mi imaginación, mezclado con ternura, amor, inseguridad.
La vida…. la vida. Ala manera de los adolescentes de antaño

Anuncios

AGUA DE LLUVIA.

¿Quién de mi generación no recuerda los tanques y tachos que nuestras madres tenían para depósitos de agua llovida?.
Se reservaba celosamente para lavarnos el pelo, para alguna ropa blanca que debía verse más blanca, nuestros guardapolvos, las camisas de papá…

AVELLANEDA.

En las afueras de Avellaneda, cerca del arroyo EL REY,muchas familias extranjeras se habían asentado, construyendo sus propias casitas precarias.

Eran grupos unidos, descendientes de inmigrantes.

Los chicos eran lindos. Tenían ese color de la naturaleza. Color de sol. Color de vida…

Cantaban juntos.

Se apoyaban.

Eran amigos

AQUÉL

Aquel muchacho que me fascinaba me escribió más o menos estas palabras: “Leo entrelíneas una tristeza…quizá debida a una pelea con tu novio, o presentimiento de ruptura ¿me equivoco?”
Él dijo eso, que a mí me pareció una injusticia- Yo todavía me llevaba bien con Chichín.

ASÍ ESCRIBÍAMOS.

Desde hace más, mucho más de ochenta años, quizás más, mucho más de cien, empezamos a usar la pluma “cucharita”- la mejor en cuestión. La lapicera era de madera.
Luego llegó la ¡LAPICERA FUENTE!
Años y años después…
El bolígrafo.
El correo.
Cartero.
Chasqui.
La lapicera famosa de mi compañera Beatriz Córdoba, regalo de su novio.
El teléfono.
Los telegramas.
La computadora.
En mi casa le decían “pluma”.
Mis maestras de la Inmaculada le decían “plumín”.
Yo los dañaba porque se caían.
La tinta manchaba mis dedos, los cuadernos, y la ropa.
Teníamos un tintero individual que llevábamos y traíamos- desde- colegio- casa.
El plumín se insertaba en la lapicera, de , de madera.
La introducíamos en el frasquito de tinta azul- negro 4.001 PELIKAN.
Luego inventaron la lapicera fuente, que tenía un depósito de tinta. que cargábamos cuando se acababa.
En algún momento se inventó el bolígrafo- La BirÔme.
Ahora estas lapiceras son les únicas que usamos, de miles de marcas, y baratas.
Hasta cuando cursé el secundario superior usaba la lapicera de madera.
Me parece que cuando empecé a trabajar también usaba esos útiles.
¿Cuándo comencé a usar lapicera fuente?
¿Cuándo los bolígrafos?.
Hace bastantes años que mi compra de lapiceras es un puñado de unidades de todos los colores.
Los pierdo, y ni los busco

AQUEL AÑO………….

……………El director General llamó a su meritorio empleado Adolf Hang.
Le ofreció un traslado tentador a la ciudad de San Francisco, con vivienda incluída, cómoda casa cercana a la sucursal del banco, y colegios para los chicos.
Aceptó el señor, contento con el cargo de gerente, y la no lejana jubilación.
Irrumpieron en la casa, dando o no su conformidad, y también mezclándose con los vecinos, que enseguida se mostraron solidarios.
….. …….. ………. …

APELLIDOS.

La reina se complacía en echar judíos, los cuales, para evitar ser reconocidos, transformaron sus nombres, con lo que inventaron los patronímicos.
RODRIGO: Rodríguez.
PEDRO: Pérez- Peres.
GONZALO: González.
HERNANDO: Hernández.
NUÑO: Núñez.
VASCO: Vásquez.
.DIEGO: Diéguez.
BENITO: Benítez.
Etc, etcétera, etc….etc…