LOS BONAVITA.

Muchos hermanos.

Ninguno delicado de salud.

Educados “con mano de hierro”, como decía su hija Laura, mi cuñada.

Todas las mujeres eran maestras en ejercicio. Los varones posiblemente también.

La casa muy grande y vieja. Eran dueños de toda la manzana, en cuyo terreno, cada uno que se casaba, tenía su lugar para construir su casa. Hugo, hijo de Laura, tuvo como regalo de boda su linda tierra, donde edificó. Se casó con Irene, muy pobre, maestra. Era muy trabajadora.Padres de Natalia, Noelia y Huguito.

Hugo murió muy joven. No cuidaba su salud, nunca.

Comía desaforadamente, y no es raro que hubiese bebido sin medida.

Tenía miles de amigos que siempre lo acompañaban en sus farras.

Anuncios
Publicado en: L

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s