AVELLANEDA.

En las afueras de Avellaneda, cerca del arroyo EL REY,muchas familias extranjeras se habían asentado, construyendo sus propias casitas precarias.

Eran grupos unidos, descendientes de inmigrantes.

Los chicos eran lindos. Tenían ese color de la naturaleza. Color de sol. Color de vida…

Cantaban juntos.

Se apoyaban.

Eran amigos

Anuncios
Publicado en: A

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s