CHONGO IV. 4- CUATRO.

Tal vez él pensaba que se iba a morir. Quizás buscaba un acercamiento.

Nunca dejó de ir a misa.

Ni de caminar.

Ni de andar en bicicleta.

Todos los días iba al supermercado.

Tenía sus elementos de aliño personal.

No se descuidaba con nada.

Los alimentos y medicinas de las aves Sus medicamentos minuciosamente administrados. Colocaba sobre la heladera las pastillas y las medias pastillas que tomaba temprano.

Yo no sabía las cosas de él. Él tampoco las mías.

No podíamos entendernos.

Nunca nos entendimos.

Sin embargo, yo lo cuidaba.

Anuncios
Publicado en: C

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s