CHONGO III 3 TRES

Ese jueves él salió a la mañana, a reunirse con amigos, y a la tarde a caminar y visitar a algún pariente.

Volvió temprano, como siempre, y luego de la frugal merienda, se acostó.

Yo no noté nada distinto de otras veces.

Antes de las ocho del viernes salí, y cerca de mediodía me avisaron que estaba en terapia intensiva.

Él no volvió más a su casa.

La casa que amaba

Anuncios
Publicado en: C

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s