LAS MIL Y UNA NOCHES. VI. 6. (seis).

Gani robaba el dinero de la casa con la complicidad de su hermana, que también robaba.
Hacía trampa con las cuotas del colegio de las niñas.
Gani vendía las prendas de vestir más caras, para guardarse la plata.
Él es jugador, y su hermana juntaba el dinero para tener cuando se separase de Alike-mal.
Todo se descubre, y como siempre, los abuelos perdonan.
El abuelo juega con las niñas. Las deja andar en bicicleta dentro de la casa.
La nuera es intrigante, insidiosa.
Alike-mal tiene pesadillas.
Kaán come albóndigas, muy ricas, pero a él le gustan las que hace mamá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s