ALBERTO LXXII SETENTA Y DOS novela.

teresac831

El período celeste de nuestra adolescencia marcó mi vida para forjar mi carácter.

Ahora veo que el rigor al que fuimos sometidos ha sido dañino y crucial.

En la actualidad los jóvenes no acatan incondicionalmente.

Lo que nos decía Ferrari Nicolai, director, se aplica a mi vida y a la de Alberto:

El camino rosa de la mano de mi noviecito. o: la ruta verde con el acatamiento  incondicional de miembro de familia numerosa.

Hubo acontecimientos llevaderos, y hechos insalvables.

Hice siempre lo que creí mejor.

Los sucesos fueron aceptados como se presentaban.

La separación impuesta por los padres de Chichín fue aceptada sin la más mínima protesta

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s