POLLITO RUBIO.

En mi casa sucedía esto, linda Olivia:
Cada cuatro años, Mamita incubaba un pollito rubio, travieso, comilón…
Ella y Papito siempre esperaban “la nena”, que ayudara a surcir las medias de papá.
Cuando venía la partera, y mis abuelas a nuestra casa de Esperanza, los chicos preguntábamos qué enfermedad tenía Mamá.
La oma y la nonna se miraban y no decían nada.
Atendían con amabilidad a la señora con rodete y maletín, que cerraba la puerta del dormitorio de nuestros padres, y ahí…. había silencio….
Luego, ropa para lavar.
Había una lavandera especial que también planchaba, y no hablaba nunca.
No sé cómo se llamaba esa señora.

Anuncios
Publicado en: P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s