NOVELA: REENCUENTRO. XXXVIII. (treinta y ocho) 38. CAT: R

-Querido, mi amor, lindo Chichín. Te doy este artículo sobre Antonia, que te prometí, para que lo comentes conmigo: Se titula. ANTONIA.
Es un apóstol, como Pablo de Tarso, en su versión femenina.
Desde un humilde hogar de La Playosa, con sus hermanas,fue ubicada por sus padres en la estancia de enseñaron Ripamonti , donde le enseñaron de todo, en especial, economía.
Quizás no le pagaban, pero le daban de comer, ropa usada y educación religiosa.
Las muchachas aprovechaban todo el tiempo.
Se levantaban temprano. Hacían todo el trabajo de la casa, gastando el mínimo de elementos de limpiezaando sobre usando sobre todo los puños.
Los patrones también trabajaban, y les enseñaban a las chicas a ser prolijas y educadas.
En la cocina se elaboraban comidas sencillas y nutritivas.
Primero comían los patrones, con vajilla valiosa, mantel blanquísimo, mesa impecablemente tendida,
atendida por las muchachas, con modales correctísimos, al máximo, vestidas con ropa inmaculada.
Cuando levantaban la mesa de los patrones, y ordenaban el comedor, comía el personal de servicio
en la cocina, la comida que había sobrado, pero ésta era buena y abundante.
Seguían trabajando, y cuando ya no había pisos que limpiar, muebles que lustrar, ni ropa que lavar,
se sentaban a coser: remendaban toda la ropa, zurcían, pegaban botones y broches, transformaban prendas, y
las guardaban planchadas en perfectas condiciones.
Cuando todo estaba hecho, aprendían a coser con un método que luego les sirvió para ganarse la vida.
Se casaron, con gente humilde y trabajadora como ellas.
Antonia tuvo mellizos, pero en su lento y dificultoso parto, murió uno.
Quedó Alberto, a pesar de lo endeble y delicado de su constitución.
A este niño se puede decir que lo educó más en la iglesia Cristo Rey que en su casa.
Antonia era muy linda. Elegante. Grandes ojos, piernas fuertes y bien formadas.
Muy diligente. Caminaba presurosa.
Realizaba todas las devociones de la iglesia y las colectas de ALPI, APANEC, LALCEC,,,,,
Pasa con su esposo, Juan, los domingos en el Hogar de Ancianos, acompañando a los internos.
Les cose ropas.
Es madrina de una señora, a quien le compra vestidos y adornos, la lleva a la peluquería, y a pasar el día en su en su casa.
Gran trabajadora en CÁRITAS.
Alas clientes de la costura, les pide un retazo de las telas de los vestidos que les cose, para hacer colchas para los pobres.
Saca de su cocina elementos de su vajilla para darles a alguien que los necesita.
Conmigo estuvo en la Acción Católica, con el Padre Gervasi, y ahora, en el grupo de misioneras.
Muchas veces en otoño e invierno, en nuestra parroquia, se hacen pastelitos.
Ella prepara, junto con otras personas, un delicioso y especial almíbar para bañarlos.
Cuida sus pequeños nietos, desplegando una energía que es exagerada para su edad.
Antonia es un personaje célebre en su pequeño mundo por su bondad, actividad, fe religiosa y….carisma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s