NOVELA REENCUENTRO. XXXIII. (treinta y tres) 33

El Ninco estaba en la Marina.

Alberto no lo conoció.

El Ninco nunca supo nada de mi novio, porque nadie le habló de él.

Yo terminaba tercer año.

………………

El Nene tuvo la idea luminosa de sugerir que yo entrase a trabajar en el Molino.

A mí no me interesaba el trabajo, y sí pensaba en una carrera universitaria.

Me negué, como hice otras veces, que me opuse a la arbitrariedad de mis hermanos y madre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s