NOVELA: REENCUENTRO: XXVII (veintisiete) 27 cat. R.

Vi un señor, al cual te vi parecido. Rubio, delgado.

El rostro sereno, pacífico.

¡Cómo me hizo pensar en vos!.

Mi Alberto, a los ochenta y cuatro años, útil, siempre.

No lo veo desde la edad de diecisiete años, con miras al porvenir, a formar una personalidad.

Todo fue confuso, porque tu vida no tenía nada que ver con la mía.

Te olvidé.

Me olvidaste.

Lo que debió ser hermoso, se diluyó en el tiempo.

No más, nunca más el bello Chichín y la dulce galleguita ignorante.

¿Porqué nunca nos reencontramos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s