NOVELA: REENCUENTRO XXVI. (veintiséis 26

En este lugar,precisamente en esta vereda, me esperabas, tesoro.
¡Qué alegría vernos!
-Mirá ahora! ¡Qué sitio monumental!-
-Tenía unos frescos bellísimos!…
-Y esas columnas!….
-¿Qué se hizo el púlpito?
-Lo deben haber instalado en algún lugar. Era muy decorativo.
-Me daban lástima esas obras artísticas derrumbadas.
-¡Cuántas cosas pasaron!
-Y nosotros, no estábamos juntos.
-Cada uno siguió su camino.
-Nada de pena por separarnos.
-Me culpo por eso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s