NOVELA REENCUENTRO. XVI (dieciséis) 16

Chico Novarro tocaba el piano y cantaba en la confitería Crillón, de Córdoba.
Las canciones me cautivaron. Había ido con Tocho.
Cómo hubiera disfrutado si iba con vos, mi amor.
En ese tiempo vos ya vivías en San Agustín.
Mi mamá me dejaba ir; no sé cómo, porque yo nunca pedía nada.
Éramos muchos hermanos, y yo tenía el estigma de las familias pobres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s