NOVELA REENCUENTRO. XI (once) 11

¡Ay!….Mi gato, Alberto.
El gato se llama Isabel.
Yo le ayudé a nacer. Cuando Semíramis perdió dos gotas de sangre, supe que estábamos en pleno trance de parto.
Llevé a la parturienta a un jaulón donde tenía preparada la paridera. Le asomaba por su vagina una colita larga blanca, anillada en negro.
La dejé en un lugar muy cómodo, y no la molesté más.
…….. ……. …….
Nacieron cuatro pimpollitos con pelos.
Allí empecé a bautizarlos, como buena gente que soy
El primero que nació, ¡Era 12 de octubre! Era Cristóbal- nada menos- gris, pelo abundante.
El segundo, blanco con grandes manchas negras, mereció el nombre de Fernando.
La tercera era una hermosa peluda gris, toda gris, debió llamarse América.
Y, ¿EL ÚLTIMO? Los sabihondos que son mis vecinos dijeron:¡nena!
Resultó bien macho. les creí a los sabios, y el gato se llama por siempre Isabel.
A América la hice esterelizar, pero al poco tiempo ¡¡¡desapareció!!!.
Sus hermanos también se fueron yendo, y a mí me quedó solamente Isabel, que tiene un tumor irreversible y progresivo en la cabeza- piel y carne- No me animo a sacrificarla, porque no está decaída, pero si empeora tendré que acceder. Es blanco con manchas negras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s