VIEJITOS.

No había un viejito a mi lado.
Viejito lindo de ojos azules, que acariciaba mi cabellera, y me daba un beso cálido al acostarnos.
Que yo, al dormirme, sintiese sus dedos moviéndose en mi espalda, contando mis costillas.
Un viejo lindo de la mano de la dulce vieja flaquita amiga de todos los niños.
Un viejito de modales gentiles con dolor de cabeza y fríos los pies. Con ánimos para caminar diez cuadras y sentarse al solcito a leer una novela,después del comentario de las novedades del último diario.
No hay viejito. No hay viejita acompañada con el lejano querido de la tierna vida adolescente.

.0.0.0.0 .0.0.0.0.0.0.0.0.0. .0.0.0.0.

“No son tus ojos azules como el cielo, sino que el cielo es azul, como tus ojos”

Anuncios
Publicado en: V

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s