AMOR Y ROMANTICISMO. LXXVII. (setenta y siete)

-Nunca te tejí un pulóver, cielito.
-Eras muy chica, chèri. No sabías tejer.
-Pero ahora sí; y vos no estás.
-No estoy, querida…¡¡No siento nada!!
En mi fantasía, Alberto, te voy a hacer cuatro pulóveres.
No vas a saber cuál es el más lindo.
Usaré lana suave para que no te produzca picazón.
-Muy lindo, galleguita.
-Uno de color gris verdoso, con trencitas, con escote mostrando la remera. Otro violeta amarronado, dibujando triángulos, con cuello volcado. El tercero azul con pelusitas blancas, formando trenzas complicadas, con cierre desmontable.(campera). Y el último, marrón, dibujos cuadrados.
¡Chichín! ¡Cuántas cosas perdí hacer por vos, y para vos, querido!
-Chèri, chèri, ¡ay, linda chèri!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s