XLIX. (cuarenta y nueve)

Sentados, Alberto y yo, sobre la hierba, bien verde, cortando tréboles, juntándolos, haciendo ramilletes.

Su hija saltando por los alrededores, con unos niños que se hicieron sus amiguitos.

Alicia era más adulta que su papá y que yo.

-Yo ya tuve mi adultez, Alberto.

-¿Volviste a ser niña?

-Volví a ser niña.. Me embelesa ser niña

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s