AMOR Y ROMANTICISMO. XXXV. (treinta y cinco)

Ay……….Alberto……..lindo…….¡Cuántas cosas que nunca entendí!.

Vos me respetabas tanto que nunca me explicaste los temas de la vida.

No habrás notado la necesidad.

¡Y yo no sabía nada!

En mi casa éramos retrógrados.

Todo era veda. Religión. Mandamientos. Pecados.

Y…….La peor respuesta: “Lo vas a saber cuando seas grande”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s