NOVELITA CHICHÍN. LI. (cincuenta y uno.)

Cuando murió el viejo, mamá no quiso quedarse sola en la casa de Esperanza, de modo que compró una en Santa Fe, porque allí teníamos gran parte de nuestras actividades.

Vivió Marcelo con ella, para acompañarla.

Yo hice mi casa, muy linda. Vivimos muy bien..

Yo trabajaba en el estudio, con un socio, y Susana tenía un consultorio en el centro.

Pudimos acceder a un automóvil.

Luego tuvimos dos.Cabían bien en la cochera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s