NOVELITA. CHICHÍN. XXVII. (veintisiete)

Seguimos caminos distintos.

Jamás nos cruzamos.

Teníamos bien definidos nuestros destinos.

Creo que ambos nos equivocamos.

Ya no hay remedio.

Podíamos equivocarnos aún juntos, pero si nos dábamos aliento y fuerza, seguíamos adelante, ¡Siempre adelante!

Yo fuí muy necia porque no luché.

A vos no te juzgo.

Seguí sola, siempre, mi camino.

No lo pasé bien, Chichín.

Te amo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s