ALBERTO NOVELA LXVII (sesenta y siete).

Tenía una compañera en los grados y en alguno de los primeros años del Ciclo Básico.

Tenía el pelo rizado. Era morena. El papá era cocinero en la cárcel. No lo conocí.

La mamá era de complexión robusta. No gorda. Tenía los ojos celestes. Bondadosa,

Ada estudiaba poco. Era atropellada. No se organizaba, Siempre tenía una excusa cuando no cumplía con las tareas.

Vivía lejos del colegio. En la calle Mitre, lejos del centro.

La referencia para llegar a su casa era un gran árbol pasando la vía.

Yo también estaba lejos de allí. 

Desde la tienda LA NUEVA.

También iba María Victoria.

Ada se enfermó. No sé qué tenía, pero debía hacer reposo.

Alberto me acompañaba siempre. ¡Qué compañerito tan lindo!

Yo era feliz a su lado. Yo lo amaba.

“”””””””””

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s