TATO.

Fue un pionero.

Verdaderamente ejemplar.

Era casi un niño cuando se fue, solo – no sé si tenía dinero; quizás no.

Se anotó en una de esas escuelas militares: Córdoba, Santa Fe…..o Buenos Aires. No sé.

Nadie lo ayudó.

Se convirtió en militar, pero no de esos importantes.

Raramente visitaba a sus padres, hermanos, abuelos, tíos.

Trabajaba duramente.

Se casó con ¿Nelly?. Tuvieron tres hijos. Vivieron en Mar del Plata y Mendoza.

Mantenía a su familia con un nivel decoroso.

Su mujer abrió una academia de dactilografía donde trabajaron los dos.

Le gustaba la aventura. Ascendió al Aconcagua una vez y más veces.

Trabajaba en Mendoza en el Casino de Oficiales.

Se le presentó la oportunidad de ir al Congo con un grupo en una designación de las Naciones Unidas.

Además de su rica experiencia, económicamente pudo prosperar.

Años después, ya jubilado joven, estudió intensamente mecánica de aviones e inglés.

Se fue a Australia, donde vivió varios años- unos cuantos. Muchos años.

Regresó para disfrutar de los hijos y los nietos. Les compró una casa y un automóvil a cada uno.

Lo que le dio más dicha fue una casa quinta que adquirió, donde cultivó olivos y viñas, cuyos productos explotó.

Sus tres hijos eran profesionales. Mantenían a sus familias con desahogo y plácidamente.

Falleció de bastante edad.- Tenía cuatro “by-pass” -no sé cómo se escribe.

ºººººººº

Anuncios
Publicado en: T

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s