ALBERTO. NOVELA. Cap. LV. (CINCUENTA Y CINCO)

– Galleguita: No me mires así, que se me estruja el corazón. Yo tengo un corazón muy tierno.

¡Cuántas cosas lindas!

Y todo se ha terminado cuando se fue.

Fue arrancada la planta de raíz.

No quedó ni una célula que pudiera reproducirse.

Nunca, nunca nada. Ni la más mínima comunicación.

Viví todos estos años sin Alberto.

En sesenta y siete años no supe nada de él. Él no supo nunca, nunca nada de mí.

 

Y recién ahora, después de tantísimos años pienso en él, con añoranza, con AMOR..

A tal punto que espero relacionarme con un familiar.

Él murió joven, pero ¿cuántos años hace? ¿Quién queda de su familia?

No se relacionaron siquiera con la familia de Porota, con quienes eran más que parientes

ººººººººº

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s