VIDA

El doctor Favaloro puso fin a sus días en una época floreciente en sus realizaciones, a pesar de la no satisfacción en la parte económica

El Chongo tenía su corazón extenuado, aunque deseaba vivir.

Él decía:Quiero conocer un biznieto.

Yo me ocupaba de cuidarlo sin demostrar que lo hacía. Sin dejarlo notar.

ººººººº

Anuncios
Publicado en: V

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s