ALBERTO. IV (cuatro) hasta el XIII

¿Quién habrá cumplido los años?

¿Pocha Salort?  Casi seguramente, porque era la casa de los Salort, que en ese tiempo vivían en la calle Catamarca (hoy Fleming, al lado de mi tía Maruca.

Estaba mi papá, que era amigo de la familia, Pérez Larguía y posiblemente su esposa, a quien los chicos Salort llamaban : tía Nina.

El Señor Larguía preparó una bebida con vino pirámide.

No sé si mi padre llevó a la Kiki, que era una mascota para la familia Salort.

Pocha había invitado a la Negrita Miretti, al Tui, Cholo Trecco.

, Petisa Guazzaroni, y a la Mecha Grandetti. No recuerdo otros.

Tocaban el piano. Algunos muy bien. Otros mal. Alguien dijo:” ¡Qué feo!,” a lo que respondió Chichín: “Doña Franqueza”

¿Quién más?

Chichín se puso rojo cuando le presentaron a mi padre.

Eran cosas de nuestra adolescencia. ¡Linda adolescencia!

ºººººººººººººººººººº

ALBERTO V (cinco)
Mi cuerpo virgen.
Su cuerpo virgen.
Nos conservamos vírgenes.
Yo por ignorancia.
Él por respeto.
Él, de familia de cuatro varones.
Yo, séptimo miembro de esa familia de diez hermanos, no tuve nunca la menor idea de lo que era una relación sexual.
Nunca lo supe.

ALBERTO VI (seis)
Me invitaron a la despedida de soltero de mi primo Horacio.
También fue Chichín.
Estábamos en el patio del Sport a la luz de las estrellas en compañía de Porota Scagliola y su novio Gordo Scassa. Tomamos cerveza y bailamos boleros.
Esto sucedió hace 67 años.
La historia comenzó en el invierno 1946 y acabó en mayo 1948.
¡Qué lástima!
¡Cuánta equivocación!

ALBERTO VII (siete)
Alberto iba a la pileta del Sport.
Pini Quaglia lo llevaba en el auto de su papá.
A mí me invitaba: ¿ Vamos a bañarnos juntos, chèri?.
Tenía amigos. Muchos. Era sociable, simpático, bueno.
Muy amigo de todos: Cholo Trecco, sus hermanas y hermano, los Martínez, los Scassa, Juárez Núñez….

VIII (ocho)
Los sábados y domingos los pasaban en Josefina, en el campo de los Scagliola, la familia completa.
Alberto iba en bicicleta acompañado también en bicicleta, de Juancito Botta, novio de Chichí García.
.-.-.-.-.-.
¡Qué linda fiesta en el colegio San Martín de Foerster que era privado, comercial.
Hay una foto muy linda que se la regalé a Betty, porque allí estaban todos los compañeros de Aurelio, su marido, que no estuvo en el evento.
(=)=(=)=(=)
¿Porqué se murió Chichín?
¿Porqué corté las relaciones con él?
Me decía “galleguita”, y a la Bicha “cuñadita”.
Decía que el amor a los niños es un sentimiento innato en el mujer.

IX (nueve)
La foto que le di a Betty mostraba un patio grande, con plantas. Casa antigua. Ahí cabían numerosos alumnos.
Ese colegio luego se nacionalizó, fusionándose con el otro colegio- bachilleres, que siempre fue nacional. De manera que estaba el colegio nacional de bachillerato- y el colegio nacional comercial (antes San Martín Comercial de.Foërster

X (diez)
Cumpleaños de María Victoria.
Fue Alberto solo porque yo me fui a Córdoba.
Alberto fue a la fiesta.
Ésta se suspendió debido a la muerte del doctor Carrá.

XI (once)
Los García. Ambos padres de Chichí.
Dora García y Juan García.
Fueron mis padrinos porque eran muy amigos de mi familia.
Juan había sido padrino de Ninco junto con Cunga. Yo no los conocí.
Tenían varios hijos.
En mi muy tierna e inocente niñez yo vi desde lejos una señora que en nuestra casa hablaba con mi madre sobre un obsequio que tenía para mí, que consistía en una tela roja, preciosa, según ella y , creo que negra una tela de terciopelo para adornar puños, cuellos y bolsillos.
No sé quién me confeccionó el tapadito. Era hermoso, pero yo no apreciaba la ropa. No me interesaba, y no entendía. Me lo ponían los domingos para ir a misa.
Cuando me quedó chico pasó a mis hermanas menores.

XII (doce)
San Francisco cambió y mejoró grandemente en 67 años.
Tenía en ese tiempo 30.000 habitantes. Distaba mucho de ser una ciudad moderna.
Ahora los habitantes según el censo de 2.010 son 61.260.
Avanzó la tecnología en forma asombrosa.
Radio poseían algunos.
Muy pocos tenían teléfono.
Los autos eran contadísimos. Mis parientes ricos tenían.
Nosotros éramos pobres.
Mi familia, tradicional, numerosísima.
Teníamos pocos juguetes. Una bicicleta.
Nuestros dos autos y tres casas flamantes los perdió mi papá en la depresión, junto con el empleo.
Siempre fuimos pobres.

XIII(trece)
Practicábamos estrictamente la religión.
Había una sola iglesia que era la San Francisco de Asís.
Mi mamá me llevaba a todas las novenas.
Cuando hice la Comunión, por pedido de mi mamá, la Pucho me hizo el vestido, guiada por las tías Gazzera, que eran modistas consumadas.
La Chita me compró un libro de misa en la librería Luciano.
Éramos sencillos y humildes. Éramos muy buenos.
Nunca una grosería. Jamás una ofensa. Peleábamos entre nosotros.
Con otra gente no teníamos contacto.

Anuncios

Un comentario en “ALBERTO. IV (cuatro) hasta el XIII

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s