SEÑORA DEL DESTINO. LXXVI

Resolviendo la búsqueda de María Eduarda. Todos ansiosos. Todos desquiciados.

Merival es quien se encarga de la construcción de la casa de Duda y Viriato. Giovanni lo había echado de una de sus empresas por haragán e incompetente, y él dice no saber quién secuestró a María Eduarda. Pero es su hijo, un inadaptado.Muchos hombres valerosos desplegan sus recursos, siguiendo las órdenes de Madruga. Ellos van a encontrar a María Eduarda, que está tirada en un fanganal lleno de bichos. Se hace la noche.

La buscan hombres rudos que no tienen miedo de los peligros

Leonardo llora mucho. ¡Pobre hombre rico, que nunca estuvo expuesto a las tristezas y amarguras!.

Nazaret hace daño siempre. Claudia ya encontró la prueba de la culpabilidad de Nazaret.

Ubiraci desconsolado por la momentánea ausencia de Giovanni. Tampoco está Shaolín. Regininha y Nalva siguen ensayando el baile.

¡¡¡¡Ya se imprimió el diario!!!!. Marisa, secretaria del abogado señor Jorge lleva un diario que luego será entregado a Guillermina, pero Dirceu frustra su intento, se lo arrebata,, y él mismo se lo lleva a la soberbia aristócrata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s