SEÑORA DEL DESTINO LXXIII

SEÑORA DEL DESTINO. LXXIII.

Claudia no recuerda si Nazaret la empujó.

Plinio se conforma cuando su madre conversa con él.

Seboso no cobró por el secuestro.

Renato es dado de alta, pero parece que mientras analizan el proceso debería ir al orfanato. Ambas chicas se entristecen por tener que separarse del niño.

Flaviana se quita el sombrero ante la sabiduría, bondad y desprendimiento de su yerno, que decidió “dejar ir” a Daniele-.  “Mis respetos, Giovanni Improtta”-  Él nunca dejó de amar a Docarmo.

Plinio va a comenzar a trabajar, por el sabio consejo de su madre.

Sucedió un milagro: ¡

 

 María Claudia salvada!

Los periodistas trabajan todos con mucha adrenalina. Organizan el trabajo. Difunden el hermoso catálogo diseñado por María Eduarda sobre LA GRAN SUBASTA La venta del Cezáne será un hecho sumamente trascendental para Sebastián y su familia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s