SEÑORA DEL DESTINO LXIII

Nazaret fingió una descompostura. La atienden en el hospital. Se desata. Huye. Debe abandonar el hotel. Isabel se resiste a acompañarla, porque ella no es prófuga.

Isabel comprueba su embarazo de un mes y medio.

Edgard se quedó dormido leyendo las memorias de Madam  Bert, su abuela.

Isabel descubre que Nazaret nunca estuvo embarazada.

Isabel baja la escalera. Llegan los vecinos, pero ella no les abre. Claudia fue a la fiesta en casa de Docarmo. Allí mira las fotos familiares. Busca entre ellas alguna de Isabel para llevárselas a su casa.

Se dicen bellas palabras, pero el embarazo de María Nalva será un obstáculo si resulta cierto que el hijo posible de ella, lo es también de Leandro.

Gitano acecha a Bruno para cortarle el pelo, pagado por Reginaldo

Gissela quiere para su hija “un casamiento de reina”. Esos padres tan vanidosos quisieran que Duda hubiese aceptado a Tomás, que es un político,

corrupto, y no a Viriato, que es tan bueno, lindo, inteligente, y lleno de virtudes.

Giovanni organiza la comparsa, y su reina, que será Docarmo, y se llamará: SEÑORA DEL DESTINO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s