SEÑORA DEL DESTINO. LX.

Sebastián trata muy mal a su hija cuando tiene la certeza de que es lesbiana. Jenice, su mujer, no aprueba su conducta, porque lo que sucede con su hija y Jennifer, no es una desviación, sino  una elección. Ambas son muy buenas muchachas. No pudieron evitar la atracción recíproca que siempre han experimentado.

Isabel se siente mal con Nazaret, que sigue haciendo “fechorías”

Edgar está muy triste con la ausencia de Isabel. Sus empleados del comedor se ven agobiados de trabajo.

Claudia recibió un llamado de Isabel, quien le cuenta a Docarmo sobre su paradero.

Claudia está muy disgustada con Leandro, al saber lo del embarazo de Nalva, pero él no quiere a Nalva,que lo hizo sufrir tanto.

Dirseu le pide a Docarmo que lo libere de la obligación de seguir esperándola. Por causa de ella, el periodista nunca se fijó en otra mujer. Ella tuvo que aceptar….Pero…siempre está Giovanni. Ambos hombres, celosos entre sí, enamorados locamente de Docarmo.

Josivaldo se aprovecha de todas las oportunidades, para rondar las actividades de Docarmo, y sacar todo el provecho posible

Sebastián va a pasar unos días en casa del barón para eludir el asedio de los periodistas.

Giovanni quiere comprar las joyas de la baronesa para regalárselas a María

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s