SEÑORA DEL DESTINO. XLIX

SEÑORA DEL DESTINO.- XLIX.

Leonardo va a la casa de Viriato a “hablar” con él.

Una persona falsa, en la que nadie cree, en especial su hija.

-“Vuelve a casa, Duda”

-Císara avisa a Docarmo que Leonardo quiere hablar con ella.

Nada de lo que propone esta persona inspira confianza a nadie.

Daniele es madrina de la batería, pero llega Regininha alegando que ese puesto es suyo.

Daniele, muy enojada: ¿”Quién es la madrina?”  “Yo, o Regininha?”- Giovanni no quiere ser injusto, y  ”lo va a pensar”.

Dirceu le da trabajo en su columna a Claudia, porque ve en ella a una eximia investigadora y reportera,

Busca a Alberto, su amigo, para celebrar su logro, pero el joven se excusa, con lo que ella sufre.

Leandro llega a casa de Isabel. Nazaret no quiere ser reconocida, por lo que cubre su rostro con máscara de belleza. A Leandro esa voz le resulta familiar.

Leandro declara su amor a Isabel. Entre ellos hay un lazo grande de amor y comprensión  Tranquilidad, cariño inmenso. Descubrió que la ama.  ¡¡¡¡SON HERMANOS!!!! – ¿PORQUÉ ME MIRAS ASÍ?

Isabel no dice nada, pero está muy enamorada de Edgard.

El abogado de Sebastián revisa el testamento de Doña Josefa, pero lo que no se menciona es “el Cézane”, el verdadero motivo de la donación. El letrado piensa solamente que se trata del auto. No se atreve a hablar del cuadro.

Dirceu habla con Docarmo. “Encontré a tu hija”.- Van al Monsieur Vatel-“. Isabel. Esa es Lindalva.

Leandro y Claudia comienzan una relación.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s