Señora del Destino LXIII

SEÑORA DEL DESTINO XLIII.

Doña Josefa murió el 13 de diciembre de 1968, en el exilio, cuando cerraron el diario. Dirceu está dispuesto a comprarlo.

Llegó el día del plebiscito. La malvada Vivian le da un té de manzanilla con un poderoso narcótico que la mantiene dormida e inconsciente. Está aturdida, como borracha, Giovanni la levanta en sus brazos para que llegue a tiempo  para negar las palabras de Reginaldo. Grita. Ajusta cuentas.

Leonardo no permite que Gisella interpele a Duda. Los novios están juntos.

La casa que era el burdel de Madame Bert está hecha pedazos. Situada en la calle Alix.

Madame Bert era una meretriz de las antiguas, protectora de los amantes.

Isabel siente que Edgard es un chico puro. Le pide permiso para besarlo.

Claudia va al dormitorio de Nazaret, quien está enredada y temerosa porque  la niña va descubriendo muchas cosas, interrogando al vecino Jack, y buscando datos asombrosos en internet, ayudada por Dirseu, que está muy interesado, por Docarmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s