EDITH PIAFF.

la vie en rose.

Canción ” Non . je ne regrette Rian”- NO ME ARREPIENTO DE NADA.

Gorrión.

Fea. Enferma. Viciosa. Pobre.

Sola. Sola.

Admirable voz.

Abandonada.

Condiciones artísticas geniales.

Alcohólica.

Drogadicta.

Enamorada.

Incitada a la prostitución por sus familiares.

La meningitis la dejó ciega, pero se recobró.

Igual que su madre, cantaba en la calle, la única canción que sabía: La Marsellesa.

Tuvo una hija, que murió.

Sus amantes fueron: Marlon Brandon, Yves Montand, Charles Aznavur. (¿Es Geoeges Mustaki?), Marcel Cer dan ,Orson Welles.

Marlene Dietrich le regaló un diamante de un cuarto de kilo por una noche de amor.

El griego The Sarapo, veinte años menor, se enamoró locamente de Edith. Murió de cirrosis a los cuarenta y siete años. Con la herencia que ella le dejó, pagó todas las deudas, y luego se suicidó.

Anuncios
Publicado en: E

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s