AGUSTÍN, PRIMER GENIO MODERNO

AGUSTÍN fue encaminado por su madre Mónica a la religión cristiana.

Logró una vasta cultura clásica que le proporcionó una profesión para ganarse el sustento.

Se entregó a una vida desordenada en un ambiente tumultuoso y corrompido.

Ansiaba libertad y placer. Vivió licenciosamente. Se enamoró de la filosofía, pero se encontraba lejos de la verdad.

Mónica lloraba por su vida descarriada y rogaba por su conversión.

Se cansó de sus discípulos indisciplinados y agresivos.

Se fue a Roma, luego a Milán.

En su espíritu atormentado influyeron las predicaciones de San Ambrosio, tan armónicas.

Abrazó una concepción espiritualista del mundo

Anuncios
Publicado en: A

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s