RUTH. 2.-

Booz miró a Ruth, y a los recolectores

dijo:”Dejad que recoja confiada…”

Y sonrieron los espigadores,

viendo del viejo la absorta mirada…

 

Eran sus barbas dos sendas de flores,

su ojo dulzura, reposo el semblante;

su voz pasaba de alcor en alcores,

pero podía dormir a un infante…

 

Ruth lo miró de la planta a la frente,

y fue sus ojos saciados bajando,

como el que bebe en inmensa corriente…

 

Al regresar a la aldea, los mozos

que ella encontró la miraron temblando.

Pero en su sueño Booz fue su esposo…

Anuncios
Publicado en: R

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s