NOEMÍ Y RUTH.

En el tiempo en que gobernaban los jueces, hubo gran hambre en aquella tierra.

Un hombre de la tierra de Beth-lehem (o Betlehem) de Judá, se fue a la tierra de Moab con su mujer y dos hijos.

Elimelech y su mujer Noemí. Los hijos Mahalón y Quelión.

Elimelech murió. Los hijos se casaron con mujeres moabitas: Orfa y Ruth.

Al cabo de diez años murieron Mahalón y Quelión.

Noemí resolvió regresar a su patria con sus dos nueras, pero las incitó a buscar refugio en sus respectivas casas paternas.

Orfa besó a su suegra y se fue, pero Ruth se quedó con Noemí hasta que le llegase la muerte.

Llegaron a Beth-lehem cuando comenzaba la siega de la cebada.

Ella fue a espigar en el campo de Booz, quien la vio y la hizo quedarse en su campo.

Ruth agradó tanto a Booz que él la tomó por esposa.

Les nació un hijo, a quien llamaron Obed, que fue padre de Isaí, abuelo de David

Anuncios
Publicado en: N

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s