MI ALMA ANTIGUA DE NIÑO

Se ha llenado de luces

mi corazón de seda,

de campanas perdidas,

de lirios y de abejas,

y yo me iré muy lejos,

 más allá de esas sierras,

más allá de los mares,

cerca de las estrellas,

para pedirle a Cristo:

“Señor, que me devuelvas

mi alma antigua de niño,

 madura de leyendas,

 

 con el gorro de plumas

y el sable de madera.

Federico García Lorca

Anuncios
Publicado en: M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s