¿VOCACIÓN?

¿Qué se podía hacer?

Problema grave para los padres de familia, que veían decaer la economía de Europa.

No había pan.

Muchas bocas esperaban el pan

Las mujeres, desde los catorce años, debían procrear. Una vida por año.

¡Cuántos hijos!

¿Qué hacían con ellos?

Los varones que no se alistaban en el ejército debían ser curas. ¡QUÉ CURAS!

las mujeres estorbaban si eran pobres y honradas.

 

Las que eran muy bellas ¡y ricas! podían esperar al Príncipe Azul.

Entregaban la dote y se concertaba el casamiento. ¡Lo más ventajoso posible desde ambas partes!

¿Qué hacían los pobres?

Los padres sin trabajo, sin dinero, sin herencia, que eran decentes y rectos, no querían prostituir a sus hijas. No había “novios” para ellas.

Pero… en la ARGENTINA, donde seestaban fundando conventos, había lugar para esas niñas desgraciadas que por falta de comida en su casa, y la decencia signando sus vidas, cruzaban el inmenso océano hacia… ¿dónde?.

Condiciones precarias. Lágrimas no permitidas. Cultura extraña. Ahí setaban sus reales nuestras maesras ¡jovensísimas! conviviendo con naturales de Andalucía, Cataluña, Madrid, Aragón, Galicia, provincias Vascongadas, Castilla, y ¡qué sé yo!, con normas estrictas.

LOS PECADOS:

¡¿¡Qué pecados, pobres niñas!?!

LUJURIA: ¿? ¿?

PEREZA: Trabajaban dieciocho horas al día.

GULA: No comían golosinas sin permiso.

SOBERBIA:

¿Quién podía conocerla en esas condiciones.?

ENVIDIA: No sé.

IRA: Yo he visto muchas de sus explosiones.

AVARICIA: No había porqué conocerla.

 

 

 

Anuncios
Publicado en: V

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s